El videojuego, una historia de bolígrafo

El videojuego tiene mucho que ver con bolígrafos.

Y con “bolígrafo”, quiero decir “polla”. Porque el bolígrafo tiene mucho que ver con el sexo y, muy a menudo, el videojuego también.

La escritura es un acto asexual mientras se trata de pintar con los dedos empapados en pigmentos, con un palo recubierto de hollín, o con una pluma de ave afilada y sumergida en tinta. Pero la invención de la pluma estilográfica (Petrache Poenaru en el 1827), la convierte en algo más. La pluma metálica ya no era suficiente, se necesita un “depósito” y la “inserción” de una carga en el cuerpo de la pluma, gesto que puede evocar, perforación incluida, alguna meta sexual.

Cuando ves a unos adolescentes matándose alegremente en el último FPS, un enoooorme sustituto del pene entre sus manos virtuales, “descargando” ráfagas de plomo fundido o de láseres, también afortunadamente virtuales, mientras afirman haber pasado la noche teniendo relaciones sexuales con tu madre o la de tal fulano… es difícil no ver la simbología. “FPS”, parece el sonido que hace mi boca cuando me corro. Me imagino que hay personas para quienes es más bien “MMORPG”…

Bueno, te puedo oír desde aquí: “Tío, esto no va a ninguna parte, verdad?”.

Cierto, usé un boli para dibujar el primer concepto de QLRZ. Pero sobre todo, cuando doy un paso atrás e intento analizar el contenido simbólico del juego que estoy desarrollando desde hace poco más de un año, el pequeño Freud que tengo dentro se ríe a carcajadas.

Totem y tabú
Totem y tabú
En QLRZ, la alteridad está representada por meteoritos que te caen encima, lo cual ya es un modo interesante de ver la vida, mientras que para defenderte dispones de tótems (Freud : “y tabús ?” ROFLMAO…”) que proyectan bonitos chorros de energía colorida.

Venga, si esto no es una metáfora, yo no sé qué puede serlo.

Claro, te podría contar chorradas sobre la gimnasia combinatoria de los colores antes de la liberación de la carga energética, e intentar hacerte creer que es una introducción al Tantra o a la sublimación, pero bueno, un poco de seriedad… y a mirar el lado bueno de las cosas. Es decir, primero, Sigmund se ha muerto, y segundo, hoy en la cantina hay churros de postre. Churros con chocolate.

El iniciador del #GamerGate momentos despues de hacerse pwn en Call of...
El iniciador del #GamerGate momentos despues de hacerse pwn en Call of…

Como hombre, blanco, occidental, ¿Qué querías que hiciese? ¿Que me rebelase? ¿Qué fuese subversivo? Pues eso será para el próximo juego, vale? O el que venga después. Hasta entonces, prueba a superar mi puntuación, pajillero!

Y deja de morder ése boli, que no sabes donde ha estado metido.